martes, 17 de julio de 2007

¿Cómplice o mero pelotudo?

Hace una semana, Alberto Fernández hizo declaraciones sobre dos de los casos de corrupción que golpean al Gobierno. Sobre la bolsita aparecida junto al retrete de la Sra. Miceli, dijo el buen Alberto que "le bastaban y sobraban" las explicaciones brindadas por la propia ministra. Sobre las gravísimas denuncias de despilfarro e ineficacia que soporta Romina Picolotti, declaró en tanto que "todo lo que se dijo es falso". Una de dos: O es cómplice de ambas (y debe irse), o es un incapaz igual o peor que De La Rúa (y también debe irse).

En cualquier caso, está claro que Romi ya debe estar haciendo las valijas...

2 comentarios:

tarumba dijo...

Alberto es la poesía Kirchnerista, ficción sobrenatural, ahijada del realismo mágico.

Victor dijo...

Falso dilema; ni cómplice, ni pelotudo. -Coordinador- es su cargo, un poco pelotudo porque se olvidó de decirle que no se olviden la bolsa en el baño.